Cómo tener una página de producto efectiva

Vender online puede parecer fácil, pero no lo es. Detrás de cada venta se esconde un cuidado engranaje de técnicas de marketing que se activa y entra en acción mucho antes de que hagas click en “Comprar”.

No hay que echar la vista muy atrás para acordarse de cuando Internet era una especie de salvaje oeste digital, un hervidero de prácticas de marketing poco éticas. Esto ahora ha cambiado en gran medida, y para bien. La arquitectura online ha evolucionado hasta el punto de que la publicidad y el marketing se han integrado para conseguir sus objetivos de venta a partir de una mejor experiencia de los usuarios. Cuánto más cómodos se encuentren, más dispuestos estarán a dejarse persuadir.

Y aquí es donde entran en juego las descripciones de producto. Sí, esas que unas veces por las prisas y otras por la pereza, las redactamos rápidamente para terminar con ellas cuanto antes o en el peor de los casos, hacemos un copia y pega de las instrucciones de la marca o distribuidor. Si te acabas de reconocer en estas líneas, sigue leyendo.

Las descripciones de producto pueden formar un pilar clave de una campaña de marketing digital efectiva. Tienen el potencial de interactuar con los clientes de una manera que otras herramientas del marketing digital simplemente no pueden igualar. Sin embargo, escribir buenas descripciones de productos no es fácil. Una descripción de producto mal escrita puede terminar disuadiendo a los clientes del producto.

A continuación vamos a nombrar una serie de consejos que te ayudarán a tener una página de producto efectiva 🙂

1. Conoce a tu audiencia
Ya sea que estés escribiendo descripciones de productos que distribuyes como si se trata de productos de creación propia, es importante que conozcas a tu audiencia y comprendas cuáles son sus inquitudes. Cuando redactas la ficha de un producto, no solo describes su cualidades y beneficios, has de tener en cuenta en todo momento a qué público está dirigido.

2. Conoce el producto
Esto puede sonar obvio, pero te sorprenderías de cuántas personas escriben descripciones sin tener apenas experiencia con el producto. Si no entiendes las complejidades del producto, tu descripción se limitará a cuestiones genéricas y no responderá a los interrogantes de los clientes potenciales.
Como recomendación, ni siquiera deberías intentar escribir una descripción de un producto que no hayas conocido o probado de primera mano. Por ejemplo, si no sabes nada sobre productos para tintar el cabello, no lo intentes y escribas una reseña que recomiende el mejor tinte. Si lo haces, en última instancia, puedes dañar tu reputación a largo plazo ya que al no conocer el producto puedes haber pasado por alto alguna recomendación, afectos adversos, etc.

3. Que suene natural
En general, el marketing se puede ubicar en una de estas dos categorías: orgánica y no orgánica. El marketing orgánico se refiere a acciones y partes del marketing que obviamente no son herramientas de marketing en sí, lasdescripciones de productos se incluyen en esta categoría.

El marketing orgánico tiende a ser más eficaz porque no aumenta los mecanismos de defensa habituales que los consumidores tienen contra el marketing. Por ejemplo, cuando alguien ve un anuncio en la televisión que le dice que un producto es “lo mejor que hay”, comprende que esas palabras provienen de alguien que quiere que compre su producto. Es decir, objetidad e imparcialidad cero. Sin embargo, compara el mismo producto en boca de un amigo diciéndote que es “lo mejor que ha probado”. Esta es la diferencia entre los dos tipos.

Ten esto en cuenta al escribir tus descripciones. No es cuestión de que los hagas súper coloquiales, pero si suena demasiado formal, los clientes lo terminarán leyendo más como un comunicado de prensa.

4. Encuentra tu estilo
Cuando las descripciones de productos son demasiado genéricas o técnicas, no tienen el mismo impacto en el lector. Es mucho más probable que un lector compre un producto si la descripción que lee es emotiva y demuestra una voz distinta, personal. La única forma de encontrar tu voz es seguir escribiendo y seguir practicando. A medida que desarrolles tus habilidades, obtendrás una mejor idea de lo que funciona y lo que no funciona para ti y que conecta con tus potenciales clientes.

5. Complementa con otras voces
Si además de tener una ficha de producto cuidada, incluyes valoraciones y opiniones de clientes que ya han probado ese producto estarás dando un extra de valora añadido a tu página de producto. Gracias a módulos como Revi, tus lectores podrán ampliar la información que ofreces de tu producto, y tener un extra de confianza.  Y tú, un extra de conversiones 🙂

Así que ya sabes, las descripciones de productos pueden ser una herramienta de marketing muy valiosa, pero solo si se realizan correctamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *