Las opiniones online, lo mejor que le ha pasado a las pequeñas empresas

Gracias a las opiniones online los consumidores pueden hacer llegar su voz a oídos de las empresas y también de futuros clientes. Son creadores de contenido e influyentes en la decisión de compra de otros usuarios.

Se han convertido en una potente herramienta de marketing al alcance de todos los bolsillos. Ya no hace falta invertir miles de euros para conseguir resultados. Basta con instalar en tu ecommerce un sistema para gestionar el feedback de tus clientes, y listo.

Tus clientes, con su opinión, te pueden catapultar hasta lo más alto, ya que la experiencia positiva de un cliente atrae a muchos más. Eso es así. Además, también te alertan de aquellos puntos que hay que terminar de pulir para que todo vaya sobre ruedas. Las opiniones online son justo lo que las pequeñas y medianas empresas necesitan para desarrollar todo su potencial, y te contamos por qué.

Información al momento. Aquí y ahora.

El acceso a la información en tiempo real se ha disparado en los últimos años debido al incremento del uso de dispositivos móviles. Por ejemplo, solo en Estados Unidos el uso de Internet se ha duplicado desde 2001 a casi 300 millones de usuarios, y la utilización de smartphones ha aumentado del 20% en 2010 al 69% en 2017 entre los consumidores estadounidenses. Todos tienen acceso a Internet al alcance de su bolsillo, en cualquier momento, y esto significa mucho para las pequeñas y medianas empresas.

Este cambio en el uso de tecnología ha traído también cambios similares en el comportamiento del consumidor. Aunque alrededor del 90% de las ventas globales todavía se realizan en tiendas físicas, el 97% de los consumidores usan Internet para encontrar negocios locales y tres de cada cuatro personas que utilizan sus teléfonos móviles para buscar algo cercano terminan visitando un negocio lo más próximo posible a su ubicación real. Las visitas de usuarios a tiendas físicas ha disminuido en un 57% en los últimos cinco años, pero el valor de cada visita se ha triplicado.

Para las pequeñas empresas esto significa que el escaparate físico tradicional, tal y como lo conocemos, ha sido reemplazado por muchos digitales. Los consumidores están usando Internet para averiguar dónde quieren gastar su dinero antes de ir allí, y sus visitas se ven cada vez más motivadas por un intento de compra real y urgente.

Los días de comprar guiados por los escaparates de las tiendas o escaneando las páginas amarillas en busca de los servicios más cercanos ya son historia.

Opiniones justo dónde y cuándo las necesitas

En el pasado, las pequeñas empresas tenían que depender de métodos de cuestionable eficiencia para atraer nuevos clientes. Por ejemplo, si alguien acudía a una casa de electrodomésticos en busca de una lavadora, el trabajador tenía por delante 2 tareas nada sencillas: por una parte, tenía que convencer al cliente de gastar su dinero en esa tienda y en una lavadora determinada, y por otra, crearle la urgencia de comprar en ese mismo momento.

Cuando un consumidor acude a Internet y busca opiniones de otros clientes en plataformas como Revi, Yelp, TripAdvisor o Google My Business, la decisión y la urgencia de compra son exactamente lo que motivó la búsqueda de esa persona. Si la publicidad tradicional es un megáfono que permite a las empresas gritar y ver quién está escuchando, las opiniones online actúan como unos potentes imanes que atraen a los consumidores hacia las empresas locales precisamente cuando buscan activamente dónde gastar su dinero. Esa es una oportunidad invaluable para las pequeñas empresas con presupuestos de marketing ajustados o inexistentes.

Piénsalo. Cuando te apetece probar un nuevo restaurante o necesitas encontrar un mecánico cercano y de confianza, ¿qué haces? Puede que acudas a tus amigos o familiares para obtener alguna recomendación, pero seguro que puedes obtener una respuesta más inmediata si haces una búsqueda en Google y caes en algún sitio con reseñas de otros clientes. Esta es la nueva norma: el 97% de los consumidores usan Internet para encontrar negocios locales.

Mayor confianza, más ventas

Aunque no vamos a esconder que sí, los trolls existen y habitan en Internet, uno de los grandes mitos sobre las opiniones online es que son todas son negativas. En verdad, por ejemplo en una gran plataforma como Yelp, dos tercios de todas las reseñas son de cuatro o cinco estrellas, lo que significa que la mayoría de los clientes inician sesión específicamente para hablar maravillas de sus excelentes experiencias con las empresas locales.

Esta es una buena noticia porque el 90% de los clientes afirma sentirse influenciado por las opiniones positivas de antiguos usuarios a la hora de comprar, y el 94% acudirá a un negocio con al menos cuatro estrellas. Así que ya sabes, si tienes una tienda, ya sea online o física, para atraer a más clientes no hace falta una gran inversión en marketing, sino implementar un sistema de opiniones como Revi y comenzar a recopilar opiniones positivas de tus clientes.

Gracias a este tipo de sistemas puedes alentar de manera proactiva a tus clientes a publicar comentarios sobre su experiencia de compra, y atención porque el 68% de los clientes está dispuesto a dejar su opinión si se lo piden. Esto activa a los clientes más felices de la empresa, entierra las críticas negativas injustas y asegura que la “relación de revisión” de la empresa es saludable. Es una forma de mostrarle a tus clientes que te preocupas por que hayan quedado satisfechos después de haber comprado un producto o un servicio en tu tienda.

Descubre nuevas oportunidades de conversión

Y no te preocupes si alguno ha tenido algún inconveniente durante el proceso de compra, porque por imposible que te parezca las opiniones negativas se pueden convertir en una oportunidad de oro de hacer un cliente satisfecho y fiel a tu marca. Todos tenemos un mal día, y como alguien que está al frente de un negocio mereces saber cuando algo anda mal. En el pasado, los clientes insatisfechos tal vez ni siquiera se molestaban en compartir sus comentarios: simplemente criticaban el negocio de boca en boca, o dejaban de acudir a él, y el propietario del local nunca llegaba a saber qué podía haber ido mal que hubiese disgustado al cliente.

Hasta el 70% de los clientes que se quejan te darán otra oportunidad si se resuelven sus inquietudes.

Así que si estás al frente de una pequeña empresa es hora de adoptar un sistema de opiniones y de hacerte grande gracias al potencial de tus clientes. Las opiniones online son el boca a oído de Internet, y con ellas las pequeñas empresas finalmente tienen la oportunidad de sumar sus voces a la conversación. O mejor aún, lanzarse al mundo de las opiniones online podría ser el único plan de marketing que una pequeña empresa necesita actualmente.

2 thoughts on “Las opiniones online, lo mejor que le ha pasado a las pequeñas empresas”

    1. Cuando creamos Revi queríamos ayudar a todo el mundo, y ahora con tu opinión ya sabemos como se siente una tienda al recibir una opinión 🙂
      Nos encantan los clientes que reconocen el trabajo bien hecho de una tienda y recomiendan a más clientes con sus valoraciones. Una opinión acerca del sistema de opiniones, qué paradoja, qué maravilla.

      Muchas gracias, esperemos que te esté funcionando perfectamente y cualquier cosa que necesites nos dices.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *